¿Qué es el SEO holístico y cómo lo trabajamos?

Cuando hablamos de SEO holístico, nos referimos a una estrategia de marketing que tiene como principal meta hacer que nuestro sitio web sea el “mejor” de nuestro segmento de mercado.

De esta manera, el SEO holístico va más allá de la optimización en buscadores más tradicional e incluye las estrategias de Contenidos de calidad, la arquitectura de la información, la navegación semántica, la creación de una web social, la taxonomía…

Así el diseño web de su sitio web debe ser excelente, la url y el dominio los acertados, los aspectos de seguridad deben estar cubiertos, y, el contenido tiene que estar bien escrito y dirigido nuestro público objetivo; entre otros aspectos.

Los contenidos y el SEO holístico

Si nos centramos en las estrategias de contenidos como parte del proceso del SEO holístico, estos deben ser agradables, atractivos y fácil de leer. Buscando una perfecta combinación entre la calidad y los aspectos que responden a las demandas de los motores de búsquedas.

Así, para conseguir generar estas estrategias de contenidos tendremos que seguir una serie de pasos:

1º Planificar cada texto: pensar ¿qué quiero escribir?, ¿cuál es nuestra misión como empresa?, ¿qué puedo ofrecer a mi público objetivo?

2º Keywords: una vez tengamos claro el o los temas sobre los que vamos a escribir, debemos investigar acerca de las palabras clave por las que se realizan las búsquedas y realizar una lista con las más relevantes. Así como pensar en combinaciones y matices dentro de estos términos.

Ahora bien, a la hora de crear estas listas, tendremos que pensar en varias estrategias; por una parte, seleccionar algunas de las más populares y, por otra, las Keywords menos populares, pero también con menos competencia. De manera que podamos conseguir más fácilmente las primeras posiciones de los motores de búsqueda, sobre todo inicialmente.

3º Redactar y corregir: una vez hayamos seleccionado el tema y las Keywords llega el momento de redactar nuestros artículos; respetando las normas gramaticales y la calidad. Además, de introducir algunos trucos SEO (títulos, enlaces, Keywords, etc.)

Una vez esté redactado toca leer, y volver a leer… para evitar fallos y encontrar las frases que mejor expliquen la esencia de nuestro mensaje, de manera atractiva.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.